¿Cómo hacer jabón de Glicerina con Limón?

jabón de glicerina con limón
jabón de glicerina con limón

Si hay una fruta con grandes propiedades purificantes y limpiadoras, es el limón. No solo funciona al consumirla, también es efectiva aplicándola directamente sobre la piel.

Este cítrico elimina el aspecto graso de la piel y aporta frescura. Se caracteriza por ser antiséptico, exfoliante y desinfectante. En jabones, el limón es muy efectivo a la hora de eliminar impurezas del rostro para que quede libre de puntos negros y granos.

No solo mejora la apariencia del cutis, también exfolia la piel muerta de los codos, labios y aclara el cabello. Además es cicatrizante y tonificante, todo en una sola pastilla de jabón.

Las recetas de jabón de limón son muy populares debido a los numerosos beneficios para la salud de la piel que aporta el ingrediente. Se deben a su contenido en vitamina C y minerales como fósforo y magnesio.

Beneficios del limón para la piel

El limón aporta numerosos beneficios al aplicarse de forma tópica como cosmético natural. Es un embellecedor puro que al mismo tiempo que trabaja en el interior, favorece la apariencia externa. Como aclarante disminuye las sombras que causa la constante exposición al sol, así como las pigmentaciones en el rostro, muchas generadas por espinillas y granos.

El limón es un astringente clave, de los mejores para contrarrestar la acumulación de grasa en el cutis. También retorna el tono de la piel a las axilas ennegrecidas, además del cuello. Por su contenido de vitamina C, puede disminuir de forma notoria las cicatrices y estrías. Todo esto unido a los beneficios que aporta la glicerina para la piel, hace que el jabón de glicerina con limón sea ideal para la piel.

¿Cómo se hace el jabón de limón y glicerina?

Aunque es común encontrar jabones de limón con base de glicerina en las perfumerías, tiendas de cosméticos, parafarmacias y herbolarios, puedes prepararlo de forma artesanal en casa. Aquí te enseñamos cómo, para que nunca falten en la rutina de humectar, proteger y complementar la higiene de la piel.

Se necesita:

Un limón
250g de base de Glicerina
Aceite esencial de limón
2 recipientes
1 cuchillo
Moldes para hacer jabón

Hacer jabón de glicerina en 3 cómodos pasos

  1. El proceso se inicia poniendo a hervir agua y base de glicerina para deshacerla al fuego. Si no deseas hacerlo al baño de María, el microondas será una solución muy sencilla.
  • Mientras la base de jabón se derrite en la olla o en el microondas, hay que rallar la cáscara de un limón, la cual se añadirá a la glicerina fundida. Hay que preparar esta mezcla a fuego muy lento para que se mezclen bien los aromas.
  • Pasado ese tiempo esperamos a que la mezcla se atempere. Colocamos 10 gotas de aceite esencial de limón. Hay que ser cuidadosos de no dejar que la mezcla se evapore, porque perdería su potencia. Tampoco podemos permitir que se solidifique, ya que mientras está espesa hay que volcarla en los moldes de silicona en donde se enfriará y tomará la consistencia dura. Una vez que repose y alcance una consistencia dura, se desmolda.

¡Sácale todo el jugo al limón!. No solo en fantásticos y saludables zumos y limonadas. La mejor forma de aprovechar sus propiedades aromáticas y para la piel es usando el jabón de limón con glicerina. Compra todo lo que necesites en el enlace a continuación.