¿Cómo hacer jabón líquido con Glicerina?

jabon líquido
jabón líquido con glicerina


El jabón líquido con la textura perfecta obsesiona a muchos fabricantes de jabón tradicional. Con esta receta de jabón líquido tú también podrás conseguir el mejor jabón de manos. 

Muchas personas pensarán que hacer jabón líquido es mucho más difícil que hacer jabón sólido, pero nada más lejos de la realidad. Hacer jabón líquido con Glicerina es un proceso tremendamente fácil que se completa en unos pocos y simples pasos.

Si estás interesado en jabones sólidos, también puedes visitar el siguiente enlace para ver numerosas recetas y tutoriales y comprar todos los ingredientes que necesitas.

Receta de Jabón líquido con Glicerina

Para hacer jabón líquido con Glicerina solo necesitarás los siguientes componentes:

Base de jabón de glicerina
Agua
Aceite esencial con el aroma que se prefiera
Colorantes y pigmentos a elegir
Dosificador de jabón líquido

Una vez hayas reunido los diferentes ingredientes y materiales que se necesitan para hacer el jabón líquido puedes iniciar la preparación del jabón.

Calienta la base de jabón de Glicerina al baño maría o en el microondas (te recomendamos esta última opción por su mayor comodidad). Si eliges la opción del microondas para el aparato cada minuto, no lo pongas a mucha potencia , si la glicerina llegara a hervir podría perder algunas de sus propiedades. Remueve la base de glicerina antes de volver a introducir la base en el microondas.

Cuando la glicerina se encuentre en estado líquido añade los colorantes y aceites esenciales. Si lo dejásemos reposar así en un molde obtendríamos una pastilla de jabón sólido, pero como lo que queremos obtener es jabón líquido, debemos añadir agua en proporción 3 a 1.

Una vez añadido el agua, hay que dejar reposar la mezcla de los ingredientes a temperatura ambiente durante unas horas y ya tendremos el jabón listo.

Si el espesor no ha quedado a tu gusto puedes variar las proporciones de agua añadida para las próximas veces que vayas a preparar jabón líquido.

Una vez lo tengas listo y haya reposado vierte el jabón en dosificadores.

Si el jabón aún está caliente, déjalo enfriar a temperatura ambiente antes de enroscar las tapas para evitar la condensación.

Si te gustaría ver algún video que explique visualmente el proceso te recomendamos este, ya que es muy conciso y explica los pasos básicos de forma sencilla.

Una vez tengas el jabón listo, no olvides echar un vistazo a los dosificadores de jabón. Una vez invertido un tiempo en prepararlo, no querrás poner tu jabón líquido hecho a mano en cualquier lugar.

Si necesitas encontrar más ingredientes necesarios para poner en práctica esta receta o quieres ver más tutoriales te recomendamos la siguiente página: