Exfoliantes naturales

exfoliantes naturales
Exfoliantes naturales

Exfoliar es parte de la rutina de belleza. Las pequeñas partículas contenidas en los exfoliantes eliminan las impurezas de la piel, mejoran su textura y reducen en gran medida las líneas de expresión más finas. Cuando esta práctica se lleva a cabo con productos naturales, las bondades se potencian aún más.

Hay muchísimos tipos de exfoliantes naturales, pero prácticamente todos ejercen doble función, además de limpiar en profundidad, nutren la piel, gracias a la gran cantidad de vitaminas y minerales, que se conjugan.

Con ayuda de la luffa vegetal, las semillas de amapola, chía y quinoa, la experiencia de la exfoliación te brindará una notable transformación, pasando de una piel apagada y sin vida, a radiante y rejuvenecida.

Luffa Vegetal

luffa vegetal

¿Te imaginas cultivar la esponja del baño en el huerto? Pues no solo te lo imagines, la luffa vegetal es una esponja exfoliante 100% natural que crece literalmente de la tierra siendo 100% biodegradable y respetuosa con el planeta.

Si te ha gustado el video y te animas lo único que necesitas son unas semillas para empezar a plantar y cultivar tus esponjas en casa.

 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios 

¿Cómo pelar una esponja natural de Luffa Vegetal?

Muchas personas se preguntarán como de un fruto de la familia del calabacín se puede extraer una esponja. No hace falta que nadie se ponga nervioso, ya que es extraordinariamente sencillo. No hace falta secar, tejer ni elaborar de ninguna manera el fruto original. Veámoslo.


Cuando lo que se busca es una exfoliación profunda, la luffa vegetal es la mejor herramienta. Para las pieles secas y sensibles se recomienda el uso de luffas mojadas bajo la ducha, pero si la piel es más fuerte una exfoliación en seco es recomendable para eliminar las impurezas de forma más intensa.

 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios 

Esta esponja vegetal también puede utilizarse con ayuda de otros exfoliantes naturales, con partículas que permitan un masaje más firme, o con geles y cremas de baño que además añadirán un extra de hidratación a la piel.

Hacer un jabón de luffa con glicerina

La luffa actúa como un exfoliante natural para el baño y nos deja una sensación de suavidad y sedosidad que resulta muy agradable en nuestra piel.

Para hacer un jabón con una esponja de lufa, las cañerías de PVC pueden ser nuestras grandes aliadas. En el caso de que tengas una tapa de extremo de tubería de PVC, se puede sellar un extremo con uno de ellos. De lo contrario se puede sellar el extremo plástico y algo para fijar la tapa, por ejemplo unos elásticos que mantengan la tubería unida.

Introduce la esponja en la tubería de pvc y métela con cuidado ayudándote de algún utensilio no cortante como una cuchara o un cuchillo para la mantequilla.

Asegúrate de que la esponja se ha colocado correctamente en su sitio y vierte delicadamente el jabón fundido en la tubería sobre la luffa.

Cuando el jabón esté listo y solidificado, la mejor forma de extraerlo del molde es poner el tubo en la nevera como mínimo durante media hora. Esto no sólo ayudará a solidificar el jabón, sino que disminuirá su tamaño lo bastante para poder empujar el jabón fuera del molde.

Por último corta el jabón en pedazos más pequeños y deja que reposen.

Semillas de amapola

semillas de amapola

Estas pequeñas pepitas negras están contenidas en la flor con el mismo nombre. Su uso está indicado para pieles fuertes con tendencia grasa, para eliminar la obstrucción de los poros.

Los muchos nutrientes, minerales y vitaminas que contienen las semillas de amapola pueden ayudar a proporcionar una verdadera ola de beneficios a tu piel.

 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios 

La mezcla para el exfoliante puede incluir, además de las semillas, una cucharada de aceite de coco, argán, oliva o almendras dulces, haciendo más fácil los masajes circulares. Luego de su uso, la piel debe aclararse con agua tibia.

Semillas de chía

semillas de chía

Utilizadas por las culturas antiguas, la chía es denominada un superalimento por todos los beneficios que aporta. Dos cucharadas de estas pequeñas semillas combinadas con una cucharada de zumo de limón y media taza de aceite de coco resultará un excelente exfoliante para todo tipo de pieles. Este gel se debe retirar con una toallita húmeda y agua a temperatura ambiente.

 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios  

La chía contiene multitud de vitaminas y minerales que ayudan a mantener el colágeno de la piel y disminuir las arrugas, para que luzca más tersa y joven.

Semillas de quinoa

semillas de quinoa

Hidratar, regenerar la piel, eliminar las arrugas y prevenir el envejecimiento prematuro, es lo que promete la exfoliación con quinoa.

Receta

Semillas de quinoa
Vinagre de sidra de manzana
Avena


 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios 

Con la ayuda de avena y vinagre de sidra de manzana, las bondades de la quinoa para la piel se vuelven aún más perceptibles. Para la primera receta, se necesitará media taza de quinoa, una de avena y vinagre. El vinagre de sidra de manzana debe ser diluido en agua y por cada tanto se debe agregar 4 veces más de agua, dependiendo de la sensibilidad de cada tipo piel.

La quinoa y la avena deben triturarse en la licuadora y el resultado debe colocarse en un envase al que se le agregará el agua con vinagre.

Tras masajear el rostro con el exfoliante se debe retirar con agua templada.

Nada mejor para tu piel que eliminar las pieles muertas de forma 100% natural. No olvides incorporar exfoliantes naturales a tus creaciones.

Última actualización el 2020-04-09 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados