Mirra, la fuente de belleza regalo de los reyes magos

Mirra
Mirra

De color ámbar, aromática y pastosa, hablar de la mirra es hacer una referencia obligatoria al regalo que el rey Baltasar le realizó al Niño Jesús recién nacido en el portal de Belén.

La mirra se obtiene de un árbol que se ubica en el noreste de Arabia, África, y Turquía, denominado Commiphora myrrha, del cual brota esta sustancia de forma natural. Para extraerla se desprende la corteza de estos árboles esperando que exuden la medicina resina.

Aunque muchos de sus usos en la antigüedad se mantienen, se han incorporado, gracias a diversos estudios científicos, nuevos beneficios que hacen de este regalo monárquico una verdadera joya universal.

Beneficios de la mirra

Pedanio Dioscórides, botánico y médico en la antigua Grecia, redactó un tratado conocido como “De Materia Médica” en el que reseñaba el poder de la mirra como abortiva, por lo que no se recomienda su administración durante el embarazo.

Con su potente sabor amargo, la mirra en la actualidad reúne diversas bondades entre las que figuran:

Tratar la diabetes

Sus propiedades terapeúticas ayudan en casos como diabetes, debido a que estimula el sistema inmunológico e incrementa la circulación de la sangre.

Aromaterapia

Uno de sus usos más populares se ubica en el ámbito olfativo. El aceite de  mirra  se recomienda en las personas que sufren trastornos mentales y estrés, porque su olor produce una profunda sensación de calma. El aroma único que genera aporta una sensación de bienestar tan profunda que aseguran llega a ser más fuerte que un analgésico.

En actividades como el yoga, la mirra en grano se prende y el aroma que desprende se emplea para conseguir relajación y alcanzar el grado de concentración deseado.

Elaboración de perfumes

En la preparación de perfumes, esencias, velas aromáticas y otros productos de particular aroma la mirra también destaca como ingrediente. Es por ello que nos resulta tan interesante para nuestros jabones de glicerina. Aportará un aroma nada convencional que sorprenderá a todos. Su esencia, extracto o aceite perpetúa las fragancias por más tiempo, debido a que su fragancia permanece en el aire después de muchas horas.

Contra infecciones bucales y de la piel

Su propiedad desinfectante lo convierte en un remedio recurrente en los casos donde se presenten infecciones bucales, como llagas en las encías, por lo que además es usado como componente en enjuagues bucales y pastas dentales.

Como es antiinflamatoria, se emplea en tratamientos para combatir los problemas de la piel donde ocurran inflamaciones o escozor, como el sarpullido.

Alivia la ronquera y el dolor de garganta

Otro de los padecimientos bucales en los que la mirra demuestra su efecto es en la ronquera y en las afecciones en la garganta, un té con esta famosa savia aliviará rápidamente estos molestos dolores.

Usos cosméticos

A nivel cosmético, la mirra en polvo previene el envejecimiento prematuro y por su efecto cicatrizante, combate el acné mejorando de forma notable el aspecto de la piel. La acción curativa en las cicatrices hace de la mirra un ingrediente ideal en jabones de glicerina, cremas para pieles maltratadas, con heridas, o en los casos en los cuales se han agrietado a causa de la sequedad ambiental.

La mirra usada de forma regular regenera los tejidos y dota a la piel de un aspecto saludable joven.

Aprovecha las ventajas únicas de la mirra y añádela a tus creaciones