Humectante

Humectante
Humectante

Los humectantes son ingredientes utilizados para mantener la piel y las superficies exteriores de nuestro cuerpo húmedas.

Los humectantes se utilizan mucho en la producción de diversos productos incluyendo alimentos, cosméticos, medicinas y pesticidas. Un humectante retiene la humedad en el aire cercano por absorción del vapor de agua en suspensión. El vapor de agua queda en la superficie como una capa cuando se utiliza como aditivo alimentario haciendo que el alimento en cuestión presente un brillo comercialmente muy atractivo.

Nos pueden parecer conceptos iguales, pero no es lo mismo hablar de hidratación que hablar de humectantes, la deshidratación es algo totalmente natural en la piel, todos padecemos en mayor o menor grado cierto nivel de deshidratación. Da igual que tengas la piel grasa o seca, todos los tipos de piel pueden deshidratarse, por ello la hidratación de la piel es el objetivo final para que la piel pueda absorber mejor el agua que tanto necesita.

El envejecimiento de la piel está mayormente relacionado con factores externos, principalmente los daños causados por los rayos ultravioleta del sol. Internamente la exposición solar se traduce en una pérdida de hidratación en la piel y del brillo natural de la misma.

¿Cómo hidratar la piel correctamente?

Aquí es donde entran en acción nuestros queridos humectantes. Los humectantes son ingredientes que tienen la capacidad de unir el agua a la piel y lo hacen en dos etapas diferentes.

Primero los humectantes se asentarán en la parte superior de la piel y sostendrán el agua, tras ello los humectantes serán absorbidos por la capa superior de la piel y mantendrán la humedad allí. Esto se puede hacer porque los humectantes son compuestos semipermeables, lo que significa que permiten que la que la humedad pase a través de ella, pero no la deja escapar con facilidad. No serviría de nada si esto no fuera así, ya que el agua se evaporaría de inmediato. El agua absorbida puede absorberse junto con otros ingredientes, es por ello que los humectantes como la glicerina se emparejan de forma habitual con una amplia lista de aceites y esencias naturales beneficiosas para nuestro organismo.

Pérdida de agua epidérmica

Nuestra piel siempre se encuentra en un equilibrio estable de humedad. El estado de pérdida de humedad se cubre mediante el sudor, que no es más que habilidad natural asombrosa de nuestra piel para mantener nuestro equilibrio de agua bajo control.

Tipos de humectantes comunes

Los humectantes más comunes son el ácido hialurónico, la miel, el aloe vera, el azúcar, la glicerina, el sorbitol y las algas marinas.

Aloe Vera

Hay quien dice que el gel de aloe vera es un producto que seca el cabello, y que contiene sustancias que hacen que el pelo se vuelva rígido e incluso seco, esto pasa porque al ser un ingrediente higroscópico, atrapa la humedad del cabello si el clima es muy seco, por ello si vives en un clima muy seco y te aplicas aloe vera es posible que absorba la humedad del pelo en lugar de la del aire. Esto se soluciona con facilidad añadiendo un agente hidratante.

Miel

La miel tiene propiedades que hacen que retenga el agua, con esto hidrata y deja una sensación no grasa similar a la que deja el gel de aloe. Es una fuente natural de ácidos naturales muy buenos para eliminar las pieles muertas haciendo posible que el agua contenida en el humectante sea absorbida por la piel.

Ácido hialurónico

Desde luego con ese nombre nadie diría que el ácido hialurónico sea un ingrediente natural, pero de hecho lo es. Es una molécula que se encuentra de forma natural en la piel y que ayuda a la hidratación de piel, labios y ojos.

Tiene un enorme poder humectante reteniendo una gran cantidad de agua. Además es una molécula muy inteligente y adaptable que se ajusta perfectamente al tipo de clima aumentando o disminuyendo su capacidad higroscópica.

La glicerina

La glicerina es tan buen humectante para la piel porque se produce de forma natural en casi cualquier tipo de organismo vivo, por ello es consumida por la piel con naturalidad.

Su capacidad de retención de agua es realmente buena y funciona encontrando un equilibrio perfecto entre el contenido de agua que está en el aire en contacto con la piel y la propia capa exterior de la piel.

La glicerina es un ingrediente ideal para una piel sana, brillante e hidratada, ya que se absorbe de forma sencilla y uniforme.

Humectantes para el pelo

Los humectantes provocan que el agua entre en contacto con el cabello. Esto suele elevar la flexibilidad y suavidad del cabello seco haciendo que se mantenga mejor el pelo rizado y le de un movimiento mucho más natural que usando fijadores artificiales.

A menudo el pelo tiende a deteriorarse debido al exceso de uso de calor y cremas con alto contenido químico. Por ello ingredientes naturales como la glicerina ayudan muchísimo a mantenerlo sano y bien hidratado.

¡Descubre nuestros jabones!