Sellos para jabones

Sellos para jabones
Sellos para jabones


Los sellos para jabones son herramientas que hacen posible la identificación de las pastillas hechas en casa, dándole un carácter único a cada pieza elaborada de forma artesanal.

Los sellos potencian la belleza natural de las pastillas elaboradas de forma casera, a diferencia de las formas que ostentan las marcas comerciales.

El tipo de jabón, sus ingredientes y el uso que finalmente tendrá son los elementos que suelen determinar la selección del sello utilizado, que marcará a la pieza hasta que se haya deteriorado por el uso.

Por supuesto por encima de todo prima el gusto del usuario y la idea que queremos transmitir con el jabón.

Tipos de sellos para jabones

Existen en el mercado una gran cantidad de sellos para marcar jabones, desde los que contienen frases cortas y pequeños elementos visuales, hasta los que emplean logos con tipologías específicas y diseños más enrevesados.

 Precios dinámicos, volver a la página con frecuencia para ver cambios 

También existen sellos personalizados para bodas, o cumpleaños, entre otros eventos. Este tipo de sellos son muy recomendables como regalo por su bajo coste y su alto grado de personalización.

Hay también sellos que buscan exaltar las bondades del producto, como los que dicen “100 % natural”, “hecho con amor”, y otras expresiones similares.

También destacan los que se pueden elaborar en casa, con el uso de materiales simples como planchas de madera, plástico rígido, y piezas de cerámica. Los prefabricados también son usualmente de goma, metal y madera.

Sello para jabones casero hecho con madera

Con la ayuda de una plancha de madera de pino de menos de medio mm de grosor y cola termofusible se pueden cortar las formas escogidas, debido a su elasticidad, y crear así un sello personalizado.

Se fabrica la base con dos trozos de madera de la forma escogida, rectangular, circular o cuadrada. Ambas se pegan para hacer la madera más resistente y que no se deteriore al recibir presión.

Tras seleccionar el modelo a realizar debe dibujarse en otra chapa y recortarse son sumo cuidado. Las tijeras o el cúter son de gran ayuda en este paso, que no será tan complicado si la tabla escogida es fina.

Del diseño se deben recortar cuatro capas iguales para que el dibujo cobre altura y sobresalga. Esas capas deben pegarse entre sí con una plancha, aprovechando el adhesivo que contiene, y colocándole encima una hoja de papel o un pedazo de tela para evitar que se manche.

Con la ayuda de limas de madera, se debe marcar con intensidad el relieve en la pieza, para que así se plasme luego en los jabones. Todos los lados deben quedar bien unidos y lisos. Seguidamente se debe pegar a la base de forma segura. En el lado posterior algunas personas le fijan ganchos de ropa u otros elementos que sirvan de agarre para la hora de apretar el sello contra el jabón.

Cómo usar los sellos

Para estampar los sellos se necesitan solo dos materiales: el sello elegido y alcohol.

Debe desmoldarse la pieza de jabón completa de su contenedor después de haber ganado la consistencia requerida.

Tras el desmoldado, el jabón debe ser cortado en pastillas del grosor y tamaño que ya hemos seleccionado.

Después hay que impregnar el sello con abundante alcohol, evitando que no quede ningún área del mismo seco. Este paso es esencial para poder desprender el sello sin dificultades.

Luego se procede a presionar bien el sello sobre el jabón de forma recta con firmeza, para que se fije igual, y se retira con cuidado.

Finalmente es importante tener en cuenta que el proceso de sellado debe realizarse antes de que las pastillas se endurezcan del todo, solo hay que esperar a que el jabón tenga una mínima consistencia sólida, de lo contrario si se vuelven demasiado duras, la marca resultará menos visible.

¿Cómo hacer jabón de glicerina?

Última actualización el 2020-04-09 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados