Supositorios de Glicerina

Supositorios de Glicerina
Supositorios de Glicerina

Cómo usar los supositorios de glicerina

Si has entrado aquí, tranquilo, ten calma, no eres el único que se pregunta qué hay que hacer con el supositorio o cómo colocarlo. Ese pequeño remedio no suele resultar agradable, pero siguiendo unas sencillas pautas puede resultar más sencillo. Vas a necesitar únicamente jabón, toalla y el supositorio que vas a utilizar, ten en cuenta que estas pautas que te vamos a indicar son muy generales y nunca pueden contradecir las instrucciones del médico, farmacéutico o del fabricante, bajo ningún concepto se debe confiar más en un consejo de la web que en estas opiniones expertas, no obstante sí que puedes obtener recomendaciones generales.

En una primera etapa se debe ir el baño para descargar los intestinos y la vejiga, es importante lavarse las manos completamente con jabón y secarse con una toalla.

Desenvuelve el supositorio, es importante no sostenerlo durante mucho rato o el propio calor del cuerpo hará que empiece a fundirse. Tumbado en la cama haz un ángulo recto entre tu muslo y el tronco con una de tus piernas y mantén la otra pierna extendida hacia abajo. Tras ello incrusta el supositorio introduciendo la punta primero, empuja delicadamente hasta que esté completamente incrustado y une las piernas. La parte posterior del supositorio debe quedar completamente introducida ya sea por vía rectal, vaginal o en la uretra, dependiendo de las indicaciones del producto, farmacéutico o fabricante. Por último lávate las manos, descansa durante como mínimo quince minutos para que el supositorio se mantenga y haga su efecto y utiliza el baño con naturalidad.

Supositorios de glicerina para bebés

El estreñimiento en un recién nacido puede ser muy molesto para los padres y para el propio bebé. Básicamente, el estreñimiento es cuando el bebé pasa varios días sin defecar o tiene que realizar un gran esfuerzo para poder realizar una evacuación intestinal.

Hay ciertos trucos que puedes seguir para ayudar al bebé. Masajearle el estómago para ayudar a que las obstrucciones se muevan y se libere el exceso del gas acumulado, puedes bañarlos en un baño caliente, puedes ponerles una compresa tibia en el estómago puedes añadir a su dieta habitual algo de zumo de ciruelas o algo de pera… Además si el bebé sigue sin notar mejoría también se deben utilizar otros remedios siempre y cuando lo aconseje su médico o farmacéutico, por ejemplo los supositorios de glicerina para bebés ayudarán a aliviar enormemente el estreñimiento del pequeño

El estreñimiento no es un problema grave y por lo tanto debe aliviarse de forma sencilla, es importante ir evaluando los resultados y adelantarse cualquier problema que pueda suceder con habitualidad. No lo normalices, lo normal es ir al baño con regularidad.

¡Echa un vistazo al resto de nuestros artículos!